Aniversarios

Es bien sabido que los aniversarios redondos adquieren una especial significacion particularmente cuando se trata de hechos históricos.

El gobierno de Bautista Saavedra, por ejemplo, debido sobre todo a sus líos internos, hizo una celebración discreta de los primeros cien años de la fundación de Bolivia, pero publicó un monumental libro que recuerda la fecha y que ahora es un orgullo de cualquier biblioteca pública o privada que lo contenga. Seguramente los coleccionistas pagarían una fortuna por poseer un ejemplar.

En 1975, bajo la dictadura fascista de Banzer se conmemoró el Sesquicentenario (150 años) y quienes resistiamos en la clandestinidad recordamos que una de las “hazañas” del regimen banzerista fue la detencion de la poeta Alcira Cardona Torrico por haber publicado un periódico de Alasitas con el nombre burlesco de Khesti Centenario (khesti en aymara significa, sucio, podrido, maloliente). Recuerdo la valiente actitud de Antonio Paredes Candia que encabezó a los escritores que se constituyeron en la DOP y se declaron presos en solidaridad con Alcira. Por esos días circularon muy restringidamente unas carísimas monedas de oro, en las que se había acuñado, a un lado la efigie de Bolivar, y en el otro… nada menos que la del propio Banzer. Para resistir tan atrevida comparación entre el Libertador y el Dictador, el anónimo chiste popular inventó que la una era la cara y la otra el culo de la moneda. Sigue leyendo

Anuncios

El Che Guevara se lanzó a la batalla con un puñado de libros

Recordatorio. Son 47 años de la captura de Ernesto Guevara a manos de las FFAAManuscrito-Libros

Crítica de la Economía Política, de Marx; Ensayos sobre las teorías del capitalismo contemporáneo, de Vigotsky; Ils arrivent (Ellos llegan), de Carrell; Geometría analítica, de Philips; e Historia económica de Bolivia, de Luis Peñaloza, son los libros que tenía el Che Guevara cuando fue capturado.

Como si los aparejos necesarios para el combate que debía llevar (un arma, municiones, alimento, agua, etcétera) no fueran suficiente peso, Ernesto Che Guevara iba a cuestas con los cinco libros enumerados; sin embargo, eso no es todo, pues en su agenda de campaña figuraba una lista de 106 libros, según datos provistos por el periodista Carlos Soria Galvarro, quien dedica en su último libro Andares del Che en Bolivia (editorial CienFlores, Buenos Aires, Argentina) un capítulo sobre la faceta lectora del guerrillero, del que hoy se recuerdan 47 años de haber sido capturado. El 9 de octubre de 1967 fue ejecutado por el Ejército boliviano.

Sigue leyendo

Sufragio

El voto en democracia no lo es todo. Pero no hay democracia sin voto. Así de simple. A pocos días de que bolivianos y bolivianas concurramos nuevamente a las urnas, vale la pena reflexionar sobre el tema a la luz de algunas referencias históricas, de viejos debates y  vivencias que hicimos en más de medio siglo.

El decreto del Mariscal Sucre emitido el 9 de febrero de 1825 a su arribo a La Paz, luego de la resonante victoria de Ayacucho, dio lugar a que ejercieran el derecho a decidir la suerte del Alto Perú  apenas un puñado de “señores notables”. Entre los 47 personajes que declararon la independencia solo dos, Lanza y Ballivián, habían combatido contra el régimen colonial en las filas patriotas, los demás eran o curas o abogados realistas hasta el día anterior. No había indígenas, ni mujeres, ni pobres, ni analfabetos, ni jóvenes. Bolivia nació bajo el signo de la exclusión. Sigue leyendo