Aquí y Ahora, La Razón. Frente a la crisis

Evo con el retrato del Che configurado con hojas de coca. Comportamiento ético del Che debiera inspirar…

30 de agosto de 2015

No se necesita ser especialista en economía para saber que desde siempre hay un comportamiento cíclico en el sistema capitalista, en el que como país estamos inmersos, más aún ahora en un mundo globalizado donde dominan los emporios financieros.

Esto significa que hay profundos altibajos, periodos de auge y de crecimiento acelerado, y periodos de inestabilidad y de crisis.

En lenguaje sencillo esto quiere decir que hay tiempos de vacas gordas y tiempos de vacas flacas. Y demás está decirlo, hay un montón de señales que nos están diciendo a gritos que hemos ingresado a una etapa de vacas flacas. Indicadores claves son los continuados descensos de los precios de nuestras exportaciones básicas: hidrocarburos y minerales.

Una de las grandes interrogantes es saber si en la larga etapa anterior de vacas gordas los responsables de la conducción del país tomaron las previsiones necesarias para enfrentar una situación como la que hemos comenzado a vivir y que puede ser prolongada y agudizarse todavía más, creando situaciones de generalizado malestar social. Se ha dicho que el alto nivel de las reservas internacionales netas (RIN) con las que cuenta el país proporciona el blindaje necesario para resistir la tormenta. Esto puede ser verdad, hasta cierto punto. Pero, a nuestro modesto entender, hay por lo menos tres líneas de acción que debieran ser activadas de manera complementaria: austeridad, eficiencia y transparencia. Y esto en todos los espacios y niveles de la gestión pública.

La austeridad puede alcanzarse limitando gastos y priorizando inversiones. Por ejemplo, reduciendo los viajes de la burocracia estatal, incluidos los del Presidente y Vicepresidente. También frenando la construcción de espacios deportivos, primero porque ya se han construido demasiados y porque están siendo subutilizados, dado que en muchos casos no surgieron de genuinas demandas de las comunidades, sino de caprichos y afanes de poder de algunos dirigentes. La inversión de los mermados recursos de las alcaldías, universidades, gobernaciones y Gobierno central debieran orientarse hacia rubros productivos o hacia urgentes requerimientos en salud.

Eficiencia significa no seguir inflando las planillas de funcionarios, exigir mayor rendimiento a los servidores públicos y sobre todo ejecutar las reservas acumuladas en caja y bancos a lo largo de varias gestiones, acabar con los proyectos paralizados por la molicie burocrática y la falta de iniciativa de las autoridades. Supone también disminuir la evasión tributaria y frenar el contrabando desde y hacia el país.

Transparencia implica acabar con el secretismo y no solamente permitir, sino fomentar el libre acceso a la información sobre los asuntos públicos. Esto no se consigue asfixiando, con la tenaza de la publicidad estatal, a periodistas y medios que critican determinados aspectos de la conducción gubernamental, en pleno ejercicio de sus derechos democráticos. Y también ratificando en la práctica, con hechos tangibles, que existe cero tolerancia a la corrupción, que no se espere a que los asuntos revienten, como en el Fondo Indígena, para recién ocuparse de ellos. ¿Qué hacían entretanto los organismos de control social, las unidades de transparencia creadas por todas partes y el mismísimo ministerio del ramo?

Austeridad, eficiencia y transparencia, como ama sua, ama qhella, ama llulla, y como la reivindicación marítima, nos comprometen a todos, nadie debiera sentirse excluido. Sospecho que solo de esa forma seremos capaces de resistir los embates de la crisis internacional que nos acecha y que ha comenzado a golpearnos.

Evo con el retrato del Che configurado con hojas de coca.

Sigue leyendo

Anuncios

La dictadura de Banzer al desnudo

ivan

Iván, del Semanario Aquí, pintó así el juicio que Marcelo emprendió contra Banzer y su dictadura

El movimiento golpista que llevó a Hugo Banzer al poder se inició en Santa Cruz el 19 de agosto de 1971 y culminó en La Paz el día 21.

Sigue leyendo

La Razón, Aquí y Ahora – Memoria viva del ferrocarril

 

img077

00:00 / 16 de agosto de 2015

De los 90 años que tiene, 17 los vivió entre exilios y persecuciones. Nació en Uncía, y desde muy joven trabajó en el ferrocarril, fue dirigente sindical ferroviario, diputado por Oruro y ministro de Obras Públicas. Ramón Claure Calvi reside ahora en Cochabamba, y a pesar de su avanzada edad, sigue haciendo campaña en defensa de los ferrocarriles, basado en su extensa y valiosa experiencia al respecto.

En ocasión de su nonagésimo aniversario, sus familiares reunieron en un volumen impreso una serie de documentos y artículos salidos de su pluma. Alerta Carrillana (Oruro, marzo 2014, 155 p.) es una verdadera memoria viva de las inquietudes patrióticas de este incansable luchador. Agradecemos a su hijo Eduardo el habernos hecho llegar esta interesante y esclarecedora publicación.

En una de las notas fechada en enero de 2013, Ramón Claure Calvi revela que en abril de 2007 recibió la visita del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien, posiblemente por instrucciones del presidente Evo Morales, no solamente le había expresado coincidencias con sus apreciaciones sobre los ferrocarriles, sino que le anunció que sería convocado a una comisión gubernamental encargada de elaborar una agenda sobre el tema. Transcurridos seis años, dicha convocatoria no se produjo, y que se sepa no existe una agenda y menos una política de Estado sobre el transporte ferroviario. Esto le permite suponer a Ramón Claure que los caminos de hierro estarían ya sentenciados por el actual gobierno a desaparecer. La suposición estaría confirmada por una declaración conjunta de los gobiernos de Brasil, Chile y Bolivia, emitida en La Paz en diciembre de 2007, en la cual, por iniciativa de Chile, se privilegia un corredor carretero Atlántico-Pacífico, destinado precisamente a eliminar los ferrocarriles.

La parte pertinente del informe presidencial del último 6 de agosto pareciera confirmar esta suposición. Hasta 2020 se invertirán más de $us 8.000 millones para la construcción de casi 5.000 km de carreteras, más de 1.000 de las cuales serán de doble vía y casi 2.000 serán parte del corredor bioceánico. No está mal, por supuesto. Para trenes urbanos en Cochabamba y Santa Cruz, $us 1.290 millones, tampoco está mal. Pero, para conexiones ferroviarias interdepartamentales y la interoceánica no se anuncia un solo centavo.

El Comité Impulsor del FC Aiquile Santa Cruz, fundado en 1997 y del que Ramón Claure forma parte, remitió al Gobierno infinidad de notas condenando la capitalización de ENFE y formulando proposiciones para recuperar los ferrocarriles. Después de años de insistencia, la Cancillería les envió algunas respuestas anunciando la “interconexión” Bulo Bulo-Montero como parte del corredor ferroviario. Según Claure, este tramo solo podría ser parte complementaria de dicho corredor. Y quizá lo mismo podría decirse del tramo ferroviario a Puerto Busch, de proyección atlántica, antes que bioceánica.Sin embargo, el cuestionamiento principal de Ramón Claure a la posición gubernamental en esta materia es la incoherencia. Mientras casi a diario se proclama “antiimperialista” y “anticapitalista”,  no ha modificado un solo milímetro la política de capitalización-privatización de los ferrocarriles, le ha dado más bien continuidad, sostiene. Y para este perseverante luchador eso equivale a seguir con la destrucción premeditada de los ferrocarriles.

No es solo nostalgia, hay razones y fundamentos. Por provenir de un viejo y sabio, sus palabras de alerta debieran ser escuchadas, provocar reflexión y, aunque sea nada más que por respeto, merecen una respuesta de las más altas esferas del Estado. ¿No les parece?

Aquí y Ahora ¿Corredor interoceánico sin ferrocarril?

Trenesimg075

aquí y ahora

La Razón, 2 de agosto de 2015

Por una especie de determinismo geográfico, Bolivia estaba en condiciones de jugar un rol estelar en la recuperación ferroviaria y su integración en redes continentales. La afirmación corresponde a Mario Arrieta Abdalla en su libro “Estación Bolivia”, publicado en 1998. Pero, añadía la advertencia de que ese rol se cumpliría con apego a sus necesidades y objetivos estratégicos, o a costa de ellos.

Sigue leyendo

El 2 de agosto nació en Warisata, no en Ucureña

img076

Todavía hay muchas personas en el país que erróneamente suponen que el 2 de agosto tiene que ver sólo con la Reforma Agraria y con un día declarado difusamente como “del indio” o “del campesino”. No todos saben que, en realidad, la fecha tiene su origen en la fundación de la escuela de Warisata, una auténtica y creadora revolución educativa que arrancó precisamente el 2 de agosto de 1931, bajo la conducción de Elizardo Pérez y Avelino Siñani. Sigue leyendo