2 de agosto: 85 aniversario de Warisata

 IMG_20160731_123729IMG_20160731_123800

Avelino por Manuel Fuentes Lira y Elizardo por Carlos Salazar Mostajo

La Razón (Edición Impresa) / Aquí y Ahora

/ 31 de julio de 2016

Hay temas que a lo largo del tiempo nos acosan sin tregua y terminan pareciéndose a nuestra propia sombra. En mi caso uno de ellos, ya se sabe, es el de la guerrilla de 1967, por una serie de razones que con frecuencia reitero. Pero afortunadamente no es el único tema que me persigue. En mis primeras incursiones al mercado de libros usados de San Francisco descubrí, a fines de 1964, Warisata: la escuela ayllu de Elizardo Pérez. Un modesto libro editado con los recursos del autor y el aporte de los comunarios que protagonizaron la fulgurante experiencia. Su lectura me dejó una marca indeleble no solo por su importancia pedagógica y sobre todo política, sino también por el ejemplo de perseverancia e inquebrantable voluntad para vencer las trabas hostiles que tenían al frente sus principales animadores, el propio Elizardo y su compañero de lucha, Avelino Siñani.

Sigue leyendo

Anuncios

Novelas

El formato literario es el único capaz de conseguir que quien lee ‘construya’ las situaciones y los personajes.

Cuando García Márquez publicó El general en su laberinto (1989), historiadores latinoamericanos, entre ellos varios bolivianos, reclamaron airados no solo por la presunta irreverencia con la que fue tratado Bolívar, sino por una serie de inexactitudes históricas que presuntamente abundarían en el texto. Al estilo caribeño, Gabo les respondió más o menos así: de qué se preocupan, mi libro no es un manual de Historia, es una novela.

En efecto, el formato literario, con sus dosis de ficción pero con un lenguaje seductor, es el único capaz de conseguir que quien lee “construya” en su imaginación las situaciones y los personajes. Así, las historias cobran vida. Por experiencia propia, desde que leí en la adolescencia Juan de la Rosa de Nataniel Aguirre (1886)  y Túpac Katari de Augusto Guzmán (1944) soy un convencido del inmenso rol formativo que desempeñan las novelas con trasfondo histórico. Más aún si son llevadas al formato audiovisual. Sigue leyendo