El olvido da paso a la memoria

Suplemento Animal Político – La Razón 23 abril 2017

ELN-CIS_002Para enumerar los trabajos que se ocupan de las etapas post Che, que abarcan varias décadas, los dedos de las manos bastan, sin embargo se están dando los primeros pasos para abrir seriamente las fuentes documentales, tanto escritas como orales.

Un insistente y reiterado reclamo a quienes se embarcaron en la lucha armada desde fines de los años 60 fue que recogieran documentos y levantaran testimonios sobre su accionar. A varios de ellos y ellas, generacionalmente colegas y en cierto modo sobrevivientes de esa larga contienda, solíamos decirles que estaban dejando un agujero negro en la historia del país.

No existía una recuperación documental tan siquiera elemental. Tampoco una labor así sea rudimentaria de acopiar testimonios y memorias individuales de los protagonistas, ¡cuántos ya partieron sin haber dejado su aporte personal a la reconstrucción de la memoria histórica colectiva!

Sigue leyendo

¿Por qué vino el Che a Bolivia?

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Soria Galvarro / 26 de marzo de 2017/

No se puede entender la presencia del Che en Bolivia sin considerar elementos del contexto mundial.
Hemos llegado al medio siglo de un acontecimiento internacional ocurrido en territorio de nuestro país. La guerrilla comandada por Ernesto Che Guevara no fue un suceso exclusivamente boliviano, sino el resultado de un complejo entramado mundial de ese entonces. Por una parte, la Revolución cubana, de forma militante, solidaria y comprometida, empeñada en apoyar cambios revolucionarios en diversas partes del mundo, pero particularmente en América Latina. Esto implicaba desafiar al poder imperialista de Estados Unidos; convocar a las potencias socialistas de entonces, la Unión Soviética y China, a un rol más activo en la confrontación; y también emplazar a las corrientes políticas de izquierda a hacer abandono de ideas y prácticas fosilizadas, dogmáticas y adocenadas. Una frase resumía la idea central del momento: la tarea de todo revolucionario era “hacer la revolución”. Sigue leyendo

El Che Guevara se lanzó a la batalla con un puñado de libros

Recordatorio. Son 47 años de la captura de Ernesto Guevara a manos de las FFAAManuscrito-Libros

Crítica de la Economía Política, de Marx; Ensayos sobre las teorías del capitalismo contemporáneo, de Vigotsky; Ils arrivent (Ellos llegan), de Carrell; Geometría analítica, de Philips; e Historia económica de Bolivia, de Luis Peñaloza, son los libros que tenía el Che Guevara cuando fue capturado.

Como si los aparejos necesarios para el combate que debía llevar (un arma, municiones, alimento, agua, etcétera) no fueran suficiente peso, Ernesto Che Guevara iba a cuestas con los cinco libros enumerados; sin embargo, eso no es todo, pues en su agenda de campaña figuraba una lista de 106 libros, según datos provistos por el periodista Carlos Soria Galvarro, quien dedica en su último libro Andares del Che en Bolivia (editorial CienFlores, Buenos Aires, Argentina) un capítulo sobre la faceta lectora del guerrillero, del que hoy se recuerdan 47 años de haber sido capturado. El 9 de octubre de 1967 fue ejecutado por el Ejército boliviano.

Sigue leyendo

El chico que buscaba al Che de la cachucha

Reproducimos un capítulo del libro ‘Andares del Che en Bolivia’, de Carlos Soria Galvarro, sobre el guerrillero que ya no usaba su famosa boina.

Carlos-Soria-Galvarro-Victor-Gutierrez_LRZIMA20140926_0118_4

Carlos Soria Galvarro. Foto: Victor Gutiérrez – La Razón

Imagínense ustedes a un muchacho de poco más de 20 años, militante de la Juventud Comunista de Bolivia (JCB) desde que tenía 16, candoroso admirador del personaje de Ostrovski, Pavel Korchaguin, que se sabe muchas canciones de la guerra civil española, Oh bella ciao… de los guerrilleros italianos y Por llanuras y montañas… de los soviéticos. Estudia Historia en la Universidad pero ya se considera un revolucionario profesional, a tiempo completo. En 1961, en la ciudad de Cochabamba, junto a otros muchachos arrojó globos con tinta roja en el consulado de España la noche que fusilaron a Julián García Grimau y huyó del lugar en bicicleta antes que llegara la Policía. En 1963-64 pasó con notas sobresalientes el curso anual completo de la Tsentralnaya Komsomolskaya Shkola (Escuela Central del Komsomol) de Moscú. En 1966, pese a ser el de menor edad del grupo dirigente, fue elegido secretario general en el II Congreso de la JCB. Ahora está en Camiri, la ciudad más próxima al campamento del Che, es el mes de marzo de 1967 y faltan menos de 15 días para el primer combate que da comienzo a las acciones armadas. Sigue leyendo