Progreso Paz y familia

Urkupiña me trae simpáticos recuerdos de la infancia, puesto que nací en la provincia Quillacollo y viví hasta los diez años en las inmediaciones de su ciudad capital, pero no puedo dejar de relacionar a la Virgen con un amigo que había nacido en la misma fecha de la fiesta: 14 de agosto. Sus padres, minero de Asturias el uno y campesina de Andalucía la otra, combatieron en la Guerra Civil Española. Se llamaban Manuel Paz y María Márquez. Ellos hablaban muy poco de esa sombría y seguramente muy dolorosa parte de sus vidas, de 1936 a 1939. Y menos aún de la etapa posterior, cuando cientos de miles de españoles republicanos (socialistas, comunistas, anarquistas y de otras tendencias) tuvieron que cruzar la frontera derrotados, en muchos casos enfrentados entre sí, para refugiarse en Francia, país que tuvo inevitablemente que acogerlos en masa por su vecindad geográfica. Francia y el resto de las democracias europeas a título de “no intervención” fueron incapaces de frenar la brutal intervención de Hitler y Musolini, quienes sí apoyaron al generalísimo Franco en esa guerra civil, preámbulo de la Segunda Guerra Mundial. Sigue leyendo