Periodismo cerca de los tiros

La Razón (Edición Impresa) / Aquí y ahora – Carlos Soria Galvarro
07 de mayo de 2017
periodismoBalasDesde el primer combate, el 23 de marzo de 1967, hasta su captura, el 8 de octubre de ese mismo año, en la quebrada del Ch’uro (o Yuro), el Che no pudo establecer un solo contacto con el exterior. Alcanzó a recibir algunos mensajes radiales cifrados desde La Habana, pero le fue imposible hacer funcionar su equipo de comunicación para responderlos. Tampoco pudo relacionarse con el incipiente aparato de apoyo en las ciudades, y éste a su vez no tuvo los medios ni la forma para conectarse con la columna guerrillera. El intento de contactar a los familiares de Inti Peredo en Cochabamba, a través del joven campesino Paulino Baigorria, el único reclutado por la guerrilla, también fracasó por haber sido detectado por las Fuerzas Armadas. ¡Es difícil imaginar un aislamiento tan persistente y riguroso, pero así nomás fueron las cosas! Sigue leyendo

Anuncios